Argiaro Coworking

Diafreoterapia

Una clase de Diafreo. 

Consta habitualmente de varias fases: toma de contacto, estiramiento o movimiento, toma de conciencia e integración, expresión y armonización.

Tiene una duración aproximada de una hora y media.

Después de escuchar las demandas del grupo, la profesional intentará situar donde están los principales bloqueos, tanto   musculares como energéticos.

Se trabaja con grupos pequeños, máximo 10 personas.

El/la profesional va proponiendo diversas líneas de trabajo. Observando y prestando ayuda a quien lo necesite.

Se proponen trabajos de conciencia corporal, movimientos de taichi y chikung, estiramientos de la cadena muscular, trabajos energéticos y movimientos emocionales del cuerpo.

La finalidad es la búsqueda del equilibrio, de la flexibilidad y de la integración del “yo” corporal.

Tomamos en consideración fundamentalmente la respiración, buscando la recuperación del movimiento diafragmático, la conciencia y la canalización energética; para restituir así las conexiones perdidas y descubrir la capacidad que todas tenemos de relajar las tensiones profundas.

Estas compensaciones aparecen como bloqueos respiratorios, rotaciones, latero-flexiones y lordosis en cualquier punto de la cadena muscular, debido a la triple función de los músculos poli articulares.

Esta es la base física.

Reconocer y soltar los nudos escritos en el cuerpo lleva a la concienciación y la comprensión de las causas de los bloqueos. Pueden surgir imágenes, informaciones y emociones que estaban bloqueadas.

En el momento oportuno proponemos movimientos de expresión emocional del cuerpo con un acompañamiento final en la elaboración e integración.

Desde la mirada de la Diafreo no podemos separar las estructuras física, energética y psíquica.

Cada participante será invitada a estar a la escucha de la circulación energética: percibirla, y comprender donde, porqué y en qué circunstancias se bloquea y de qué manera puede abrirla de nuevo.

A partir de la sesión será invitada a observar y explorar su vida cotidiana. A observar cuáles son las situaciones en las que su musculatura se vuelve a contraer y su respiración se bloquea de nuevo; cuáles son las percepciones o expresiones que necesita bloquear. Para así darse cuenta de lo que está expresando su cuerpo con su actitud y estructura y de qué manera ello condiciona su forma de relacionarse y de vivir.

Y, con el tiempo, podrá ir relacionando todo ello con la historia de su vida.

La clase termina con la fase de integración y armonización.